Make your own free website on Tripod.com


INFECCIONES BACTERIANAS INESPECÍFICAS


VAGINOSIS BACTERIANA



Epidemiología

Es difícil estudiar la prevalencia y los factores de riesgo
de las Vaginosis Bacterianas por lo impreciso del diagnóstico y
la mala definición de sus características.
Se puede decir que existe Vaginosis Bacteriana en el


Etiología

Se produce por un desequilibrio en la flora vaginal normal
por agresión física, química o inmunológica,
y que permite que gérmenes que se consideran habituales u oportunistas,
se vuelvan agresivos o patógenos.
La vulvitis, vaginitis y cervicitis constituyen la respuesta del organismo
a la agresión de gérmenes como:
Estafilococos, streptococos, proteus vulgaris, E. coli, etc.


Presentación Clínica

Se presenta con flujo vaginal abundante,
de aspecto cremoso, color grisáceo y olor fétido.
Puede presentar prurito vaginal y anal, vulva roja y edematizada,
además de coexistir lesiones específicas como condilomas o vesículas herpéticas.


Diagnóstico:

La eficacia del tratamiento depende del correcto diagnóstico
(interpretación de los síntomas y exámenes complementarios)
y tratar de individualizar un germen o grupos de gérmenes mediante:
Test de las aminas, Examen en fresco y Tinción de Gram.


Tratamiento

El tratamiento específico se dirigirá pues, a restaurar la flora vaginal
y a tratar con antibióticos la flora microbiológica ocupando un lugar
prominente la clindamicina, el metronidazol y el tinidazol.
Deben realizarse controles microbiológicos tras 4 semanas del tratamiento
hasta constatar la desaparición de la flora bacteriana.
Como efecto secundario post tratamiento, se observa a veces,
infección por hongos que deberían ser tomadas en cuenta para su eliminación.






Volver Atrás